¿Qué es Lamaze?

El Método Lamaze se basa en la creencia de que el embarazo y el nacimiento son procesos naturales para los cuales el cuerpo femenino está diseñado en forma única. Muy parecido a la meditación trascendental, se basa en principios fisiológicos. ¡En otras palabras, no necesita creer en él para que él funcione!

En esencia, este método refuerza las ideas de que la sabiduría interna de las mujeres las guía a través del nacimiento, que la experiencia de dar a luz tiene efectos duraderos en la vida de la familia, y que la educación para el parto permite a las mujeres hacer elecciones acerca de su propio cuidado de la salud con información.

Cuando el obstetra francés Fernand Lamaze visitó Rusia en 1951, quedó impresionado por el trabajo pionero que estaba siendo realizado por el psicólogo Ivan Pavlov con repecto al condicionamiento. Pavlov realizó investigaciones acerca de la reacción condicionada, que demostró que las criaturas vivas reaccionaban automáticamente a los estímulos y a los sucesos a los cuales se acostumbran. En otras palabras, se condicionan a reaccionar ante cosas que les son familiares de un modo reflejo, esencialmente sin pensar. Lamaze llegó a la conclusión de que a las mujeres también se les podía enseñar a reaccionar a las contracciones del trabajo de parto de modo similar.

Él ya había comenzado a implementar algunos de los métodos de enseñanza para mujeres embarazadas que había aprendido de Grantly Dick-Read (autor de Childbirth Without Fear - Parto Sin Miedo), y creía que podía introducir ejercicios de condicionamiento de relajación que enseñarían a las mujeres cómo reaccionar a las contracciones del trabajo de parto - antes de que se tornen demasiado intensas.

En esta época, mientras muchas mujeres en los Estados Unidos perdían el conocimiento durante el parto, una mujer norteamericana, Marjorie Karmel, estaba viviendo en Francia y se encontraba entre las primeras mujeres en participar en el Método Lamaze. Estaba tan encantada con la experiencia que escribió "Thank You, Dr. Lamaze" (Gracias Doctor Lamaze), un libro que difundía eficazmente las palabras acerca de la filosofía del método de alentar tanto a la madre como al padre para que compartan el nacimiento de su bebé.

En 1960, la Sra. Karmel y la terapeuta física Elizabeth Bing crearon ASPO/Lamaze (ahora Lamaze International), una organización sin fines de lucro compuesta por padres, preparadores psicofísicos para el parto, proveedores de asistencia médica y otros profesionales de la salud. Hoy en día, Los Preparadores Psicofísicos para el Parto Certificados por Lamaze enseñan más de 150.000 cursos Lamaze por año, a los que asisten más de dos millones de padres, representando aproximadamente un cuarto de las mujeres norteamericanas que dan a luz.

Al desarrollar el Método Lamaze, el Doctor Lamaze utilizó un enfoque multifacético. Con el objetivo de que las mujeres reaccionaran a las contracciones de forma condicionada, en otras palabras, automáticamente, ideó una cantidad de ejercicios diseñados para minimizar la ansiedad y reducir el dolor.

Ante la primer señal de una contracción, una mujer enfoca su vista en un objeto en particular (por ejemplo un punto en la pared), introduciendo de este modo un estímulo visual que se dirige directamente a su cerebro. Luego, la mujer hace una inspiración profunda y limpiadora, seguida por una respiración rítmica que mantiene el mismo tipo de relajación introducida hace siglos en las culturas orientales. Luego continua un suave masaje con la punta de los dedos (effleurage) que la mujer (o su pareja) realiza sobre su abdomen o muslos. El masaje introduce un estímulo táctil que, nuevamente, se dirige directamente a su cerebro.Finalmente, el compañero de la mujer proporciona una serie de órdenes o unas palabras de aliento que introducen un estímulo auditivo a su cerebro.

El resultado es que varios estímulos poderosos - visuales, táctiles y auditivos - se dirigen rápidamente al cerebro antes de que el dolor llegue al cerebro. ¡Esto vence al dolor antes de llegar al cerebro! Cuando el dolor al fin llega al cerebro, se le prohibe la entrada y por ende se hace menos intenso.

Por supuesto, la experiencia del dolor es un fenómeno complicado que tiene que ver con los estilos culturales, la percepción individual, y especialmente con la química del cerebro (es decir, el nivel de endorfina en cada persona en particular). ¡Algunas personas pueden tener un canal de raíz sin anestesia mientras que otras se estremecen de dolor al desenredarse el cabello! Además, algunos trabajos de parto son más largos y arduos que otros y pueden requerir un suave sedante o anestesia local (por ejemplo, una peridural).

En otras palabras, esto no es un parto natural, a menos que usted vaya a dar a luz en un campo! Y no es un parto sin dolor, a menos que esté completamente anestesiada, que generalmente no es el caso. En cambio, es un parto preparado en el cual el conocimiento del trabajo de parto y del parto propiamente dicho, la práctica del método, y el apoyo durante todo el proceso disminuye en gran medida la ansiedad, reduce el dolor, y logra que todo el suceso esté infundido de entusiasmo y alegría.

Lo fundamental del curso son tres técnicas utilizadas durante el curso del trabajo de parto y del parto propiamente dicho: métodos de relajación, ejercicios de respiración, y empujar durante las contracciones.

Existen tres etapas durante el parto, y cada una requiere variaciones del Método Lamaze. La primer etapa se divide en tres fases: Comienzo del Trabajo de Parto, Transición (o trabajo de parto intenso) y el puje. La segunda etapa es la expulsión del bebé. Y la tercera etapa es la expulsión de la placenta.

En el comienzo del trabajo de parto, el cuello del útero se afloja (o se vuelve menos tenso) y comienza a dilatarse (o abrirse). El cuello del útero debe abrirse hasta diez centímetros antes de que una mujer pueda comenzar a pujar, pero al momento en que se encuentra tres centímetros dilatado, generalmente está completamente aflojado. Durante esta etapa, el trabajo de parto es totalmente tolerable. El útero, que es un músculo, se contrae regularmente, a intervalos que pueden comenzar cada 15 minutos pero luego volverse más frecuentes. Las contracciones durante esta etapa generalmente duran 30 segundos.

Cuando el cuello del útero tiene aproximadamente cuatro centímetros de dilatación, las contracciones aumentan en duración, volviéndose más frecuentes y durando aproximadamente 45 segundos. Alrededor de los seis o siete centímetros, comienza el trabajo de parto intenso, con contracciones de una duración de 90 segundos, cada 90 segundos. Aunque esta es la parte más ardua del trabajo de parto, también es la más corta en duración, generalmente durando no más de una o dos horas. Cuando el cuello del útero está completamente dilatado, la madre sentirá una sensación de presión similar a la que podría sentir al ir de cuerpo. ¡Se ha terminado el trabajo de parto intenso! Y ahora puede comenzar el proceso de una o dos horas de duración de pujar el bebé hacia abajo por el canal de parto, para que el o ella pueda finalmente conocer a mamá y papá.

Un trabajo de parto "típico" por primera vez dura alrededor de 15 horas, y generalmente los trabajos de parto subsiguientes son menos extensos, aunque no siempre. En otra época, toda esta información era bien conocida por mujeres que, en su mayoría, aprendían acerca del parto de sus madres y hermanas y daban a luz en sus hogares, rodeadas por los miembros de sus familias y mujeres sabias que proporcionaban consuelo y aliento durante el trabajo de parto y durante los días y semanas posteriores al nacimiento.

Hoy, sin embargo, todo eso ha cambiado. Muchas mujeres viven a cientos de millas de sus familias y sólo pueden obtener información en artículos, libros, anécdotas, y la comprensión que esperan recibir de un sistema médico muy atareado y con demasiado trabajo. Muchas mujeres han postergado el dar a luz hasta pasados los 30 o 35 años, cuando el embarazo puede acarrear muchos sonogramas, y amiocentesis, y mucha ansiedad. Otras pueden no poder asistir a cursos de preparación para el parto en hospitales o el curso privado con el Método Lamaze por motivos geográficos, profesionales o de salud.

"¡Vamos a Tener un Bebé!" soluciona ese problema y les ofrece a las mujeres y a sus parejas todas las facetas del curso Lamaze en video, con el cual pueden aprender todo lo que quieran saber en la intimidad de sus hogares. Este incluye no sólo el método, sino también las respuestas a muchas preguntas relacionadas con el embarazo y el parto.

Tener un Bebé es el suceso más importante que nos cambia la vida. Por eso es buena idea comenzar su viaje de padres mucho antes de que nazca el bebé. "¡Vamos a tener un bebé!" lo ayudará a prepararse para esta experiencia impresionante.

Acerca del Video | ¿Por qué necesito este video?

Comprar el video | ¿Quién inventó este video?

Médicos/Hospitales/Preparadores Psicofísicos para el Parto

Venta minorista & Distribución del Video | Reseñas

Enlaces | E-mail | Página Principal

¿Qué es Lamaze? | Dentro del Video

 

 

(Animated Baby licensed to Pearent Productions © Kitty Roach 1998)